Columnas

Por Valentín Pardo Mármol


El pasado 25 de Marzo el equipo Junior de Cobras se trasladó al Poliesportiu La Pelosa, ubicado en Moncada, para disputar el que sería el partido más importante de toda la fase regular, donde se batieron en un duro duelo contra Valencia Firebats.

El partido, ya desde el inicio, fue un durísimo intercambio de golpes en el que veíamos a unos Cobras ansiosos de demostrar que no dijeron su última palabra en Murcia. Nuestros Junior abrieron la lata con una jugada de carrera por parte del RB #42 Jorge Rodríguez. Tras dos anotaciones más de nuestros Junior, una de nuevo de carrera de Jorge Rodríguez y otra conectando un pase de nuestro QB #18 Álvaro Cánovas a la  end zone, el cual recibiría el WR Pablo Tamayo. Esto dejaba el partido 00-18 al descanso, con toda la segunda parte por delante y la euforia a flor de piel.

Tras una breve charla con los entrenadores, arrancaba la segunda parte, que dejaba signos de cansancio en nuestros jugadores muy bien aprovechados por parte de Firebats, que conseguía anotar de forma temprana su primer TD. Tras eso, el cansancio era más evidente debido a la falta de personal; cada vez era más complicado ganar yardas en el ataque y evitar que el ataque Valenciano se abriera camino a lo que, inevitablemente, fue su segundo TD y una conversión de dos puntos que dejaría el marcador 14-18 a falta de escasos minutos para acabar. Firebats llegaba a la yarda 15 a falta de segundos; sin embargo, nuestra defensa, férrea y tenaz, lograba pararlos hasta dejar el crono a cero, y el marcador final, 14-18.

Una gran lección dejaron nuestros Junior de Cobras, donde gracias al trabajo del cuerpo técnico del club y el gran esfuerzo de nuestros jugadores, vimos que el querer es poder, y que el dolor es pasajero, mientras que la gloria es eterna.

Hashtag

#UnaVoluntadInquebrantable