Columnas

Magnífica victoria de Cobras en la tarde ayer. Murcia Cobras arrancaba fuerte y ya en la primera jugada del partido, y ante la atónita mirada de la defensa mallorquina, una nueva conexión Perry-Holmes llevaba los seis primeros puntos en el marcador. Una jugada que dio mucha confianza a la ofensiva murciana durante todo el partido.

Confianza que sería reforzada durante el segundo drive ofensivo de Cobras, que en esta ocasión haciendo avanzar las cadenas mediante su juego terrestre, volvía a conseguir otra anotación todavía en el primer cuarto del partido, mediante una carrera de José Antonio Sotomayor. Durante toda la primera parte. la alternancia en la carrera tanto de Sotomayor como de Andrés Cánovas dio una gran fluidez a la ofensiva de Cobras, y muchas yardas positivas.

Pero la ofensiva de Mallorca Voltors no había dicho todavía, ni mucho menos, su última palabra. En el siguiente drive ofensivo, tras una penalización de la defensa murciana en tercer down que hacía mover las cadenas a Voltors y les daba un primer down automático, el QB Barry Craig Coffman se ponía manos a las obras y conseguía llevar a su equipo en red zone, donde conseguiría conectar con Lozi para los primeros puntos de los de azul y naranja, y lo haría de nuevo en la conversión de dos puntos, para poner el partido en 13-8.

Los primeros compases eran vibrantes, y Cobras volvía a la carga y movía las cadenas con soltura, alternando pase y carrera. De nuevo la ofensiva alcanzaría la end zone de Voltors, dos veces más antes del descanso. Primero a través de un pase de Jordan Perry a Alberto del Cerro. En el siguiente drive el quarterback norteamericano buscaría de nuevo a su compatriota Alex Holmes.

Mallorca ya empezaba a sufrir las embestidas de la defensa murciana, que llegaban en varias ocasiones a presionar al quarterback, pero a falta de cincuenta segundos para el descanso, Coffman conseguía un poco de aire en el pocket y conectaba en un pase profundo con el receptor alemán Tobías Fuchs para dejar el marcador en 26-14 definitivo al descanso.

Una vibrante primera parte daba paso a una segunda parte en la que se verían muchas menos acciones espectaculares, y éstas tenían el color defensivo de una unidad de Cobras que dominaba el partido tras los ajustes del descanso. La ofensiva de Voltors se encontró maniatada durante todo el segundo periodo, cediendo un safety y dos sacks. Era evidente que Coffman no se encontraba nada cómodo en el pocket.

En el tercer cuarto Cobras volvería a anotar, en esta ocasión el receptor que alcanzaba la end zone era Jorge Escudero tras un buen drive ofensivo, dejando el marcador en el definitivo 35-14. Un pobre cuarto cuarto, repleto de faltas defensivas (quizás el aspecto más negativo del juego de Cobras ayer, que finalizó con 110 yardas negativas en penalizaciones) ante unos Mallorca Voltors que ya era evidente que acusaban el corto roster, nos llevaba a la finalización del partido, para el júbilo del público asistente y del propio equipo, que veía así cumplido el sueño de jugar por segundo año consecutivo las semifinales de la Serie A, y hacerlo, por primera vez en su historia, en casa.

Hashtag

#UnaVoluntadInquebrantable